Meditación con el elemento Tierra

Related image

Imaginamos ahora todas las tierras: en las llanuras, en los valles, en las laderas de las montañas,…, las vemos llenas de flores, de árboles, de vegetación, de cultivos…, creciendo prácticamente sin esfuerzo y dando abundantes frutos para la alimentación de todas las especies.

El colorido que se muestra ante nosotros recoge todas las tonalidades y variaciones, todas las gamas, todas las posibilidades… Hay infinidad de verdes, de rojos, de amarillos, de morados, de marrones, de azules, de fucsias… Cada planta, cada árbol, cada fruto, cada piedra, cada mineral… tiene su propio color, ese que le identifica como el ser único e irrepetible que es, aunque con muchos parecidos con todos los demás de su especie…

Observamos la Tierra y nos parece un sueño verla tan hermosa y bien armonizada, parece un lienzo magistralmente pintado por una mano inmensamente experta, que sabe dibujar cada parte, cada ser, en el lugar exacto que le corresponde, con su propio tono y a la vez perfectamente unido a todos los demás.

Nada sobresale o se queda oscurecido, la armonía de la visión es sublime y evoca un inmenso amor en nuestro corazón. También nosotr@s somos tierra y minerales, de tierra serán nuestros restos cuando nos vayamos de aquí, material es nuestro cuerpo para poder habitar en esta dimensión.

Vemos además animales de todas las especies, paseando o plácidamente sentados, conviviendo entre sí y con nosotr@s, sin muertes, sin luchas, sin necesidad de estar en jaulas ni cercados. Los seres elementales de la tierra aparecen igualmente ante nuestra vista, desde los más sencillos hasta los más evolucionados: hadas de las flores, espíritus de los árboles, devas de los valles y florestas, gnomos de las cuevas y las montañas, artífices de cuarzos y piedras preciosas, artesanos, orfebres y maestros metalúrgicos…, trabajando incansablemente para dar forma a todo cuanto existe en este elemento.

Protegiendo toda esta belleza terrestre vemos a Uriel, el Arcángel del elemento tierra y el Guardián de la Puerta del Norte. También nos encontramos con Gohb, el Rey de los espíritus elementales terrestres, custodiando y presidiendo a sus seres. Les saludamos a todos y nos comprometemos a cuidar nuestra parte más densa: el cuerpo físico, así como también nuestras obras, colaborando así al cuidado de la parte más material de la Vida.

Con suaves inhalaciones profundas, vuelves aquí y ahora      (autor desconocido)

¡Que la Magia Amorosa de la Naturaleza Transforme Tu Corazón!

Envía tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.