Meditación con el elemento Aire

Image result for silfides

  • Imaginamos ahora el cielo y el aire, tan limpios como las aguas y las tierras que hemos contemplado en meditaciones anteriores.
  • Notamos la brisa suave y refrescante que nos rodea, el aire que respiramos y sin el cual tampoco podríamos vivir, el elemento más imperceptible de todos y el que, a la vez, más presente por todas partes está.
  • Gracias a esa limpieza, a esa pureza del aire, todas las aves pueden volar tranquilas y libres, surcando sin cesar los cielos hasta los lugares más elevados y recónditos, sin miedo a ser asfixiadas por la contaminación.
  • También nosotros somos aire, por nuestra respiración, por el oxígeno que corre por nuestra venas, por el prana que circula por nuestros canales brillantes, por nuestras palabras, por nuestros pensamientos, por nuestras ideas, por nuestra comunicación con cuanto nos rodea y porque la mente cabalga sobre los aires.
  • Sin aire no hay mente.
  • Vemos todo tipo de criaturas aladas, con apariencia de aves y de hadas, seres de aspecto angélico y etéreo, de elevada espiritualidad.
  • Vemos a las sílfides, volando de un lado a otro con su cuerpo grácil y esbelto.
  • Vemos a los espíritus aéreos, que crean la atmósfera especial de todos los lugares, también de los humanos, llenándolos de bienestar, de inspiración, de estímulo, de vitalidad cuando nuestros pensamientos limpios y amorosos les permiten desarrollar su trabajo.
  • Vemos a los espíritus de la comunicación, manejando todos los idiomas: animales y humanos, la telepatía y los mensajes a distancia.
  • Y vemos a las criaturas etéreas, que traen a la Tierra las inspiraciones y los mensajes de la sabiduría.
  • Rodeando y protegiendo todo el mundo aéreo, está el Arcángel Rafael, la Curación de Dios y el Guardián de la Puerta del Este.
  • También vemos a Paralda, el Rey de los espíritus elementales del aire, presidiéndolos y custodiándolos.
  • Les saludamos a todos y nos comprometemos a mantener el aire libre de elementos tóxicos y a limpiar nuestros pensamientos de toda toxicidad.

¡Que la Magia Amorosa de la Naturaleza Transforme Tu Corazón!

Envía tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.