Agua de Amatista

Sus tonos violáceos y lilas hacen que esta piedra tenga una especial conexión con nuestro yo interior. Sus vibraciones son altamente espirituales, calma y tranquilizan, sosiegan y dan una gran paz interior.

Aumenta las capacidades psíquicas que la hace ideal para meditar y tener visiones, aclarar nuestra mente y vislumbrar el camino correcto.

Combate el dolor de cabeza con sus suaves vibraciones y las afecciones de la piel y alergias que suelen producirse por estrés.

Procedimiento:

Para preparar esta agua sanadora, cuelga un pedazo limpio y purificado de drusa de amatista sobre una vasija de agua de manantial hirviendo, de forma que el vapor se condense sobre los cristales de la piedra y gotee sobre la vasija.

Después de media hora, apaga el fuego para que el agua se enfríe poco a poco. Una vez que el agua se sienta tibia al tacto, coloca la drusa de amatista dentro del agua hasta que llegue a temperatura ambiente.

Esta agua es muy suave, con acción limpiadora y muy buena para tratar la piel. Se puede utilizar en la higiene personal sin necesidad de añadir jabón o cualquier otro agente cosmético o que contenga alcohol.

¡Que la Magia Amorosa de la naturaleza Transforme Tu Corazón!

Envía tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.