Hay otras formas de continuar con la práctica de Bendecir a la Madre Tierra

El propósito de una ceremonia de bendición es ofrecer tu amor y gratitud de manera enfocada. Puedes hacerlo tú mismo en cualquier momento que elijas o puedes hacerlo con amigos y familiares.

Este tipo de ceremonias, como todas las ceremonias sagradas, tienen la intención como su ingrediente más importante.

A veces, la simplicidad de una ceremonia es la forma más elegante y poderosa de ofrecer una bendición a nuestra Madre Tierra.

Bendiciendo la tierra

Pídele a tus guías espirituales que trabajen contigo en este caso, especialmente a tus espíritus animales.

Esto lo puedes hacer solo o con otras personas que deseen participar y es una gran bendición que tiene que ver con la tierra en la que vives.

Puedes hacerlo usando un sonajero o simplemente con las manos.

Si usas un sonajero, hazlo sonar a todo alrededor de la propiedad o área que estás bendiciendo.

Para comenzar, párate en un lugar y simplemente observa la tierra. Siente el suelo debajo de tus pies y observa los colores, los sonidos y el clima.

Reconoce cómo se siente simplemente pararse y respirar el aire al aire libre en este terreno en particular.

Haz oraciones para agradecer a la Madre Tierra y a todos los seres que comparten esta tierra, incluidos los insectos, plantas, animales y, por supuesto, los humanos.

Luego, camina lentamente notando todo lo que puedas ver con las manos justo delante de ti, las palmas hacia abajo.

Mientras deambulas, continúa susurrando tus oraciones de gratitud y bendición. Deja que el poder del Espíritu se mueva a través de tus manos hacia la tierra.

Si tienes un sonajero, agítalo suavemente mientras caminas. Tómate tu tiempo para hacer esto y disfrútalo.

Al ofrecer tus bendiciones de esta manera, también estás limpiando la tierra.

Otra opción con un grupo más grande es crear un círculo, abrir con una oración y luego invitar a cualquiera del círculo a ofrecer sus oraciones espontáneamente. Una vez que esto se haya completado, todos pueden caminar por la tierra de la manera descrita, similar a la bendición espontánea que acabamos de describir.

Ceremonia de curación de la tierra

Puedes reunir a un grupo de personas para esta ceremonia, idealmente en algún lugar afuera desde unas pocas personas hasta un grupo más grande.

Haz que todos se paren en círculo.

Si es apropiado, puedes tocar algo de tambor o sonajero suave, ya sea que lo toques tú mismo o con otras personas que tengan un tambor o sonajero. El ritmo debe ser de aproximadamente un latido por segundo con un ritmo suave. Es una buena manera de reunir al grupo.

Haz esto durante unos minutos y luego deja a un lado los instrumentos.

Permite unos momentos de silencio antes del siguiente paso. Luego unir las manos y, como facilitador, pide a todos que se centren en su amor por la Madre Tierra. Digan la siguiente oración:

Oh, Gran Espíritu, venimos a ti en gran humildad

y con nuestros corazones abiertos oramos.

A los poderes de la Creación,

al Abuelo Sol, a la Abuela Luna,

a la Madre Tierra y a nuestros ancestros.

Oramos a todas nuestras relaciones en la Naturaleza

y a todos aquellos que caminan, se arrastran, vuela y nadan,

visibles y no visibles,

a los espíritus buenos que existen en cada parte de la Creación.

Les pedimos que bendigan a nuestros mayores, niños, familias y amigos.

Gracias por darnos la fuerza y el coraje

para lidiar con cualquier situación que nos espera.

Gracias, Gran Espíritu, por siempre estar a nuestro lado,

siempre mostrándonos el camino.

Gracias Madre Tierra por tu generosidad

por las bendiciones que nos provees cada día.

Gracias por darnos cada sustancia necesaria para nuestros cuerpos

y por el sustento y la alimentación que nos provees.

Ayúdanos a encontrar las maneras para restablecer 

el balance en nuestra relación contigo y con todos tus hijos.

Enséñanos a caminar con suavidad sobre tu ombligo y

que siempre veamos tu gracias y tu belleza.

Gran Espíritu, que siempre haya buena salud y sanación para nuestra madre Tierra,

que siempre sepa yo reconocer la Generosidad que cae sobre mí,

que siempre sepa yo reconocer la Belleza debajo de mí,

que siempre sepa yo reconocer la Belleza en mí,

que siempre sepa yo reconocer la Belleza a mi alrededor.

Pido que esto mundo sea lleno de Paz, de Amor y de Belleza.

Así Es.

Cuando la oración esté completa, pídeles a todos que se den la vuelta para que miren hacia afuera del círculo.

Luego, todos levanten los brazos, las palmas hacia afuera y envíen su amor a la Madre Tierra y a todos sus hijos a través de sus manos.

Hagan esto por unos minutos, luego todos relajen sus manos.

Cierra la ceremonia simplemente diciendo: “Gracias, Gran Espíritu. Gracias, Madre Tierra. ¡Así es!”

Fuente: Steven D. Farmer. “Magia de la Tierra”

¡Que la Magia amorosa de la Naturaleza Transforme Tu Corazón!

 

Curso de Hadas GRATIS – Escucha más de 12 sesiones sobre el reino feérico

¿Te gustan los ángeles? son grandes amigos y compañeros amorosos

CURSO ÁNGELES, ARCÁNGELES Y SERES DE LUZ ***gratis***

Tú puedes ser Angeloterapeuta

Envía tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .