Hadas

Fairy

 

Cuando las hadas llegaron, en nuestro mundo había sólo niebla y así decidieron quedarse, ocultas y calladitas y sólo hasta que aprendimos a ver con el alma, se comenzaron a presentar ante nosotros.

Las Hadas existen y no sólo nos han enseñado a soñar sino también a creer en nuestros sueños.

Hemos conocido aguas que guardan secretos, vientos que elevan canciones, hemos descubierto que las varitas mágicas existen; que en los bosques, los ríos, las flores y los viejos árboles son la morada de pequeños seres luminosos, dulces u traviesos que nos juegan bromas y nos espían con una gran sonrisa pero que exigen el respeto a su intimidad y valoran la generosidad, la nobleza de corazón y la caridad y que atacan severamente el egoísmo, la mezquindad y los malos tratos.

¿No sería nuestro mundo muy diferente si viviéramos con esos valores?

Nos han enseñado que están donde ellas quieren estar; son el aire, el agua, la tierra y el fuego los que contienen a los Espíritus Elementales y las Hadas nos descubren los misterios ocultos en cada cosa. Nada ocurre por azar.

¡Detente! ¡date tiempo de ver, oír y sentir con el corazón! ¡Date la oportunidad de entrar al mundo de los seres guardianes de la Naturaleza! ¡De divertirte tal como ellas nos vienen a recordar! ¡De reír y de bailar con plenitud y sin límite!esperando en el bosque

Recordar que la Vida debe ser divertida, alegre y de la más elevada vibración para manifestar y materializar nuestros sueños y nuestros deseos.

Las Hadas son los ángeles de la naturaleza. Tal como los ángeles, tienen alas sólo que las alas de los ángeles son de plumaje de ave y las alas de las Hadas son en forma de alas de libélula o de mariposa. Su tamaño puede ser desde unos 10 centímetros hasta la altura de un niño de 5 o 6 años.

Las Hadas tienen ego y es por eso que deciden si te ayudan o no. Y la ayuda que recibes de ellas depende de qué tanto cuidas el medio ambiente, a los animales y las plantas y, por supuesto, qué tan amable eres con las personas con las que convives.Fairy Kisses original painting by Mary Baxter St Clair

Les encantan las cosas brillantes y los dulces, el agua con miel y el tintineo de cristales y metales.

Las Hadas nos dan esperanza y ahí están, ahí han estado esperando a que llegue el tiempo y ahí siguen esperando a que evolucione nuestra conciencia y volvamos a creer. Esperan danzando y cantando alrededor nuestro, cuidando de los desprotegidos, de las flores y los animales, de los puros de corazón.

Las Hadas prometieron quedarse mientras viva algún ser humano que crea en su existencia y recuerde el camino que lleva a su encuentro.

Y tú… ¿crees en las Hadas?

Google Search